miércoles, 19 de agosto de 2015

De como cuatro ojos ven mejor que dos...


Ayer por la tarde mi chico (debería decir mi hombre jajaja) y yo estábamos haciendo lo que denominamos "la ruta de los supermercados". Aprovechando que estábamos ociosos y hacía calor, nos fuimos a investigar las novedades semanales del LIDL y del ALDI y de paso a hacer la compra.

En el ALDI encontré una fabulosa estantería para niñas que me ha venido perfecta para organizar la parte de mi colección que quiero tener más a la mano para hacerle fotos, cambiarle ropa, etc y de paso también para almacenar mis cajas-armario que siempre estoy a vueltas con ellas y ya me he cansado de llevarlas de un lado a otro.

Necesitaba poner un poco de orden y por 10€ di con una solución muy rosa y muy barbie. Su precio original era de aproximadamente 24€.

Basándome en la anécdota vivida, he escrito esta breve historia narrando lo ocurrido. Pero cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia (o no).


DE COMO CUATRO OJOS VEN MEJOR QUE DOS

Es una calurosa tarde de agosto y Sonrisa Mágica (yo) y Santo Varón (él) están en un supermercado disfrutando de un momento de frescor gracias al aire acondicionado, a la vez que haciendo la compra y cotilleando los productos de todo tipo que llegan cada semana. Sonrisa Mágica localiza una estantería blanca con cajas rosas de oferta a 10€:

Sonrisa Mágica (pensando): qué buen precio, qué bonita, con tres tonos de rosa y muy del estilo barbie; pero con las cajas abiertas se llena de polvo... una pena, así no me sirve

Sonrisa Mágica se aleja pero al momento llega Santo Varón que también se fija en las estanterías de oferta.

Santo Varón: qué buen precio, qué bonita, con los colores favoritos de mi Sonrisa ¡le va a encantar!

Santo Varón le hace un gesto a Sonrisa para que se acerque a ver su descubrimiento. Ambos se conocen bien y se leen entre líneas, así que Sonrisa se acerca sabiendo que de todos los objetos que allí había Santo Varón le iba a enseñar la estantería para niñas.

Santo Varón: (sonriente) mira, de 24 la han bajado a 10€ y la he visto y estas cosas te gustan a ti; tiene tus colores

Sonrisa Mágica: (aguantándose la risa por haberle leído el pensamiento a Santo Varón) no tiene mis colores

Se agitaron los mares, la tierra ralentizó su giro hasta casi pararse en seco y el ambiente se llenó de humo cual niebla espesa en una noche de luna llena.

Santo Varón: (más serio y con cara de membrillo mosqueado) sí, estos colores te gustan

Sonrisa Mágica: (con cara de membrilla cabezota) a mi me gustan tooooodos los colores. Es muy bonita pero no me sirve porque está abierta y se llena por todos lados de polvo

Santo Varón: (insistente) son tus colores, los fucsias, los rosas, el rosa chicle y sino mira tu ropa

Sonrisa Mágica: (con un top berenjena claro y erre que erre) casualidad, tengo ropa de muchos colores

Entonces se hizo el silencio un momento. Se calmaron los mares, los planetas siguieron girando y se evaporaron los humos.

Santo Varón: (ojos de angelito) bueno si no te gusta, nada, yo te la enseñaba porque la he visto muy de tu estilo y ahí podrías meter tus barbies

Sonrisa Mágica: (con cara de niña buena) es muy bonita y ya la había descartado por el polvo

Santo Varón: no se llena de polvo

Sonrisa Mágica: claro que sí, no está cerrada y le cae el polvo encima y se me pondrían las barbies como la familia monster...

Santo Varón: no sé, si no quieres...

Sonrisa Mágica: claro que quiero ¿cuánto mide, me caben mis barbies?

Santo Varón: sí, todas y también tus caballos Schleich

Sonrisa Mágica: todas no que las tengo en la vitrina con los peluches, sólo para las que esté moviendo que así no les coge el polvo; y para mis cajas-armario, y también los caballos de Barbie y todas las cosas grandes que no me caben en los organizadores

Santo Varón: (pensando para sí) eso, todo ahí bien organizado que me siento invadido con tanta barbie y tan poco ken

Sonrisa Mágica: (pensando sonriente) qué suerte tengo con este niño y lo santo que es cuando quiere

Entonces florecieron los claveles, se abrieron las rosas y las margaritas se tiñeron de fucsia, las nubes de rosa chicle y el cielo se tornó del color de la felicidad. Y fueron felices y comieron perdices.

Y tal y como os lo he contado, o más o menos de esta manera, o quizás todo lo contrario... fue como anoche llegamos con la estantería a casa. 


Y esta mañana con la inestimable ayuda de Raquelle y Midge Style y la colaboración de mi chico dándole el apretón final a los tornillos la he podido montar y estrenar haciéndole unas fotos


El montaje resultó muy sencillo y divertido. Un tornillo por aquí, un palote por allá y finalmente abrir y colocar las cajas.


Aunque claro con tanto esfuerzo, las chicas se ganaron un bien merecido descanso en mitad de la faena. Máxime cuando el termómetro marcaba casi 30º y sólo con verlas tan abrigadas con sus pantalones largos me daba calor a mi jajaja


Y colorín colorado por fin este post se ha terminado.

Muchísimas gracias por leerme, comentar y seguirme.

Estoy en las redes sociales @SonrisaTweets 

también en facebook La Sonrisa Magica


Hasta pronto y ¡feliz colección!

4 comentarios:

  1. ¿Con eso de cajas armario te refieres a cajas llenas de cosas de Barbie dentro del armario? Así lo he tenido yo todo durante años. Ahora que me he mudado, muchas están en una habitación en el suelo apiladas. Es que no se ni donde poner tanta caja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaa, muchas gracias por pasarte y comentar, me hace mucha ilusión cada comentario nuevo. Tu colección es muy grande y hermosa, por cierto felicidades por ello! Yo no tengo tantas muñecas ni ropa para ellas aunque empecé con una caja-armario y ya voy por dos a punto de necesitar una tercera jajaja ya me he dado cuenta de que acabaré necesitando cajas muy grandes.
      Por ahora lo que uso para guardar su ropita y todas sus cosas son dos cajas metálicas (también llamadas latas), estas en concreto son con tapa articulada.
      Lo de llamarlas cajas-armario es por su forma y función, no sabía como describirlas mejor pero no son cajas grandes de cartón por ahora y todavía tengo más latas vacías (me encanta guardar las cajas grandes de galletas de mantequilla) que podré ir llenando. Luego me pasaré a las cajas de cartón decoradas y al final empezaré a llenar cajas grandes jajaja
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola: sea como fuera la historia real este relato es muy entretenido... al final hay final feliz y la estantería ya está en casa y montada por tus guapas ayudantas... Me parece muy práctica y además el precio es buenísimo.... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa, gracias por pasarte y comentar, me anima mucho. Sí, me ha venido genial para poner un poco de orden. De paso estoy haciendo un poco de limpieza también. Un abrazo y hasta pronto!

      Eliminar

Siéntete libre de participar dejando un comentario y muchas gracias por tu tiempo.
PD. los post con antigüedad de 7 días o más tienen moderación. Gracias por tu comprensión.

Feel free to commenting and thank you for your time.
PS. posts older than 7 days will require moderation. Thank you for your understanding.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...